¿Cuáles son las faltas antideportivas en el baloncesto?

Como todo deporte, el baloncesto cuenta con un reglamento que contempla distintos tipos de faltas, como las personales y por equipo, que pueden suceder en el fervor del partido y son comunes. Entrenadores y jugadores están al tanto de estas reglas y es muy frecuente que ocurran.

Árbitro pitando una falta antideportiva
Árbitro pitando una falta antideportiva

Sin embargo, existen actitudes que van en contra del espíritu de juego y competencia sana, especialmente cuando la situación en el campo de juego se complica y las apuestas deportivas pronostican la victoria del equipo rival. En este marco, algunos jugadores incurren en las denominadas “faltas antideportivas”.

Se considera una falta antideportiva cuando se da un contacto físico desmedido y/o violento en perjuicio del jugador atacante, sin un esfuerzo legítimo por ganar el partido en el marco de una competencia en igualdad de condiciones. Es una acción que no es normal en el baloncesto, y que se hace sin estar en una posición legítima de defensa activa, para detener de forma innecesaria el progreso en la transición del otro equipo.

Criterios para penalizar las faltas antideportivas

Es tarea del árbitro interpretar las acciones en el campo de juego y determinar cuándo se está cometiendo una falta antideportiva, de manera coherente y equitativa para todos los equipos. 

Son cinco los principales criterios a tener en cuenta a la hora de determinar si una falta es antideportiva. El primero hace referencia a aquellas faltas donde no hay un esfuerzo legítimo de jugar directamente el balón, como por ejemplo cuando un jugador agarra el cuerpo o el uniforme del oponente.

Segundo, cuando el jugador causa un contacto excesivo y violento en un esfuerzo por jugar el balón o sobre un oponente. Por ejemplo, cuando se hacen movimientos excesivos con los codos de lado a lado, golpeando a otros jugadores, o cuando se detiene por cualquier medio la movida del oponente, sin realizar un esfuerzo por tomar la pelota.

Tercero, existe la falta antideportiva causada por el contacto innecesario de un defensor para detener la progresión del equipo atacante en transición. Esto se aplica hasta que el jugador atacante comience su tiro. Por ejemplo, cuando se detiene al otro jugador sin estar en una posición legal defensiva con la intención de frenar el partido; o cuando el atacante supera al defensor, cuya reacción es detener la transición ofensiva con su cuerpo y manos.

El cuarto criterio considera el contacto de un defensor por la espalda o lateralmente sobre un oponente con la finalidad de impedir el contraataque, sin defensores entre el atacante y el aro del equipo rival. Esto se aplica hasta que el jugador atacante comience su acción de tiro. 

Por último, es es falta antideportiva cuando el defensor toca al oponente en la pista durante los últimos 2 minutos del cuarto período (o de cualquier período extra), si la pelota está fuera del terreno de juego para efectuarse un saque y aún permanece en las manos del árbitro o a disposición del jugador que lo va a tirar.

Deja un comentario