Posiciones del baloncesto

Evolución de las posiciones del baloncesto

Táctica

El básquetbol es uno de los deportes que más ha evolucionado desde su creación por parte de James Naismith. En las últimas décadas, con el aumento del profesionalismo de los jugadores y de las principales ligas, se produjeron cambios reglamentarios casi todos los años. Donde más se nota esta evolución es en las posiciones del baloncesto.

Posiciones básicas del baloncesto

El básquet creció con 5 posiciones básicas, que se definían según la altura y las habilidades de cada jugador. Anteriormente en las planificaciones anuales de baloncesto, a los jugadores altos en la etapa formativa sólo se los preparaba para jugar bajo el aro.

Esto producía que si no crecían según lo esperado, quedaban fuera de la posición en la que habían sido preparados durante su infancia. Hoy por suerte esto ya no sucede, y no se definen las posiciones de los niños hasta edad avanzada.

Vamos a comentar las 5 posiciones básicas del baloncesto, con los distintos nombres con los que se las conocen y sus características.

Posiciones del baloncesto: El Base / Point Guard / Play Maker o Play:

La posición en la que menos importa la estatura. Es el encargado de trasladar el balón del campo propio al ataque y necesita un gran manejo del mismo y velocidad. Se dijo siempre que es el entrenador dentro de la cancha, el que ordena al equipo y comanda la ofensiva.

Jugador asociado a la posición “1”. Con el paso del tiempo, se fue haciendo cada vez más necesario y habitual que el base posea efectividad en el tiro exterior. Esta ya es requerido casi en todas las posiciones.

Escolta / Shooting Guard / Tirador / Ayuda base:

El complemento del base en la llamada “media cancha”, identificado como el jugador número 2. Su característica principal fue el acierto en el lanzamiento exterior.

Cada vez más se le solicita capacidades para trasladar el balón y tomar funciones de base o generador por momentos.

Posiciones del baloncesto: Alero / Small forward / Alero pequeño:

Un jugador típicamente alto pero sin el peso o la altura necesaria para ser interno o pívot. Es el jugador número 3. Típicamente era un híbrido o intermedio entre los guardias y los internos. Necesitaba poder jugar tanto de espaldas al aro como de frente.

Ala-pivot / Power forward / Alero grande:

El jugador número 4, un jugador interno con falta de centímetros para jugar de pívot o mayor movilidad. En las formaciones del baloncesto tradicional era uno de los 2 internos definidos del equipo.

Se necesitaba que tenga un tiro confiable de 4 o 5 metros y buen juego de espaldas al aro.

Pivot / Center / Poste:

El jugador más alto del equipo, identificado como el “cinco”. De gran poder interior. Normalmente su ofensiva se limitaba a lanzamientos dentro de la zona, gracias a su poder físico y altura.

Eje de la defensa, se escuchaba una frase dentro del básquet haciendo referencia a que no se puede tener un equipo competitivo sin un pívot. En los comienzos del baloncesto, fue la posición dominadora del deporte. Tanto es así, que el cambio reglamentario con el que se agregó la línea de tres puntos, surgió para limitar el dominio de los hombres grandes.

El jugador profesional más alto de la historia fue el pívot ucraniano Aleksandr Sizonenko, que medía 2,39 metros. Los jugadores más altos en jugar en la NBA fueron los pívots Gheorghe Muresan y Manute Bol, ambos con 2,31 metros. Margo Dydek con 2,18 metros fue la jugadora más alta que ha jugado en la WNBA.

El pívot como dominador del basquet dentro de las posiciones del baloncesto

En los orígenes del baloncesto, gracias a sus reglas y la distancia del aro respecto al piso, decantó que los hombres más altos sean los más dominantes. Como valía 2 puntos una canasta tanto al lado del aro como a varios metros de distancia, los pívot se volvieron fundamentales para el deporte.

Cualquier equipo se organizaba en torno a la figura de su hombre interior. Este dominio hizo que se considere al básquet un deporte sólo para hombres altos, y que las personas de estatura “promedio” quedaran excluidas automáticamente.

Con el tiempo se fueron modificando reglas del baloncesto para limitar esta influencia. En la NCAA, se prohibieron las volcadas, lo que gestó quizás el movimiento ofensivo más devastador de la historia. El protagonista fue Kareem Abdul-Jabbar, que gracias a esta limitante, desarrolló el Skyhook o gancho del cielo.

Luego, se creó la línea de tres puntos. Con esta nueva regla se premiaba a los jugadores que podían encestar desde larga distancia con un punto extra. Obviamente, para esto no se necesitaba altura, más bien acierto, lo que democratizó el deporte y dejó lugar para cualquier jugador con capacidades.

Grandes pivot de la NBA:

Además del mencionado Kareem, que es actualmente el máximo anotador de la historia de la NBA, varios centers se destacaron desde la creación de la mejor liga del mundo. Vamos a nombrar a todos los elegidos entre los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA en 1996.

  • Wilt Chamberlain: Dueño actualmente de varios récords, algunos que parecen imposibles de superar, como los 100 puntos en un partido y más de 50 puntos de promedio en una temporada.
  • Patrick Ewing: Histórico de los New York Knicks entre 1984 y principios de la década de 2000, disputó finales de la NCAA y de la NBA contra otro de los grandes de su posición, Hakeem Olajuwon.
  • Jerry Lucas: Jugó en las décadas del 60´y 70´, siendo el primer jugador de la historia en ganar títulos en instituto, universidad, olimpiadas y profesionales. Se retiró en 1974.
  • Moses Malone: Fue profesional tanto en ABA como en la NBA, siendo el último jugador en realizar el paso entre las ligas. Jugó entre 1974 y 1995.
  • George Mikan: Jugó entre 1949 y 1956 en la NBA. Fue el primer pívot en demostrar que los hombres grandes podían ser ágiles y coordinados.
  • Hakeem Olajuwon: Uno de los mejores pívot de la historia de la NBA. Nigeriano de nacimiento y estadounidense por adopción. patentó un movimiento ofensivo llamado “Dream Shake” basado en su gran juego de pies. Jugó en la NBA desde 1984 a 2002.
Hakeem Olajuwon y su Dream Shake

¡Hay más!

  • Robert Parish: Jugó en la NBA de 1976 a 1997, ganando 4 anillos. Tres fueron con los Boston Celtics y 1 con los Chicago Bulls de Jordan. Tiene el récord de partidos jugados en la liga con 1611.
  • Willis Reed: Miembro de los New York Knicks desde 1964 a 1974, ganando 2 títulos. Fue el primer jugador en ser MVP de finales en dos oportunidades.
  • Wes Unseld: Jugó en la NBA entre 1969 y 1981. En su temporada debut fue rookie del año y MVP. Fue campeón y MVP de finales en 1978. Es el máximo rebotero de la historia de la franquicia de Washington.
  • Bill Russell: Un ícono de la NBA. Es el jugador con más anillos, ganando 11 campeonatos en 13 años, siempre con los Boston Celtics. Para demostrar su grandeza, y como en su época no existían estos trofeos, la NBA nombró al premio MVP de finales con su nombre.
  • David Robinson: “El almirante”, referencia de los San Antonio Spurs hasta la llegada de Tim Duncan. Fue jugador defensivo del año, MVP de la temporada y 2 veces campeón junto al oriundo de las Islas Vírgenes. Miembro del Dream Team USA de Barcelona 1992. Jugó en la NBA desde 1990 hasta 2003.
  • Shaquille O´Neal: En su época, el jugador más dominante de la NBA, donde jugó entre 1992 y 2011. Su “prime” lo tuvo en los Lakers, ganado 3 títulos consecutivos entre 1999 y 2002. También jugó en Orlando Magic, Miami Heat, Phoenix Suns y Boston Celtics.

Los mejores pívot del mundo FIBA:

  • Arvydas Sabonis: Uno de los mejores de Europa y del mundo. Jugó en el Zalgiris Kaunas y ganó 3 ligas consecutivas. Luego pasó a España al Valladolid y recaló en el Real Madrid, donde ganó 2 ligas ACB y la Euroliga de 1995.
  • Vladimir Tkachenko: Con sus 2,21 era el gran rival de Sabonis en la liga rusa y compañero en la selección antes de la división de la URSS. Ganó 4 ligas con el CSKA. A nivel selección ganó 2 bronces olímpicos, un oro y 2 platas en mundiales y 3 oros y 2 platas en Eurobasket.
  • Kresimir Cosic: El primer pívot dominador en Europa. Hasta su llegada a la élite no se había visto a un jugador interior tan alto con esos movimientos, elegancia y coordinación. Primer europeo en jugar la NCAA, jugó en Zadar, Ljubjana y Bologna. Su palmares a nivel clubes es de 8 ligas, 3 copas y 1 Recopa de Europa. Hall o fame FIBA y NBA.
  • Dino Radja: Componente de la mítica Jugoplastica de finales de los 80, ganó con sus equipos 3 ligas yugoslavas, 2 croatas, 2 griegas, 1 copa yugoslava, 2 croatas, una copa Korac y 2 Euroligas. Con Yugoslavia y Croacia ganó 2 platas olímpicas, un oro y un bronce mundial. Además de 2 oros y 3 bronces en Eurobasket.
  • Audie Norris: Es sinónimo de lucha, calidad, carácter y sobretodo, dominación. Nadie como él ha representado la hegemonía de un equipo de baloncesto en Barcelona, donde se destacó. En Europa jugó de 1985 al 87 en la Benetton Treviso, luego en Barcelona hasta 1993 y finalmente una temporada en Grecia. Son legendarios sus duelos con Fernando Martín.

Michael Jordan cambió el paradigma del basquetbol

Hasta la llegada de Michael Jordan en 1984, la NBA y el baloncesto en general era dominado por los pívot. Todos los equipos campeones tenían un center dominante en sus filas, y si no era su mejor jugador, era el primer ladero.

Michael Jordan
Michael Jordan

Jordan fue el primero en dominar la liga desde el perímetro, sin tener un pívot como referencia ofensiva o defensiva. (Perdón Luc Longley). Fue el gran referente e impulsor del cambio de paradigma en el básquet. Con su ejemplo, los jugadores jóvenes intentaron imitarlo y animó a las franquicias a no apostar sólo por la altura en los fichajes y drafts.

No se cambió totalmente el foco, ya que cómo se dice “la altura no se enseña”, pero se dio más relevancia a figuras en posiciones externas para ser referentes de los equipos.

Jugadores sin posición definida, ¿Un problema?

Como comentamos, en los inicios del deporte y hasta hace algunos años, las posiciones del baloncesto eran firmes y cada jugador era “encasillado” en una determinada.

Comenzaron a surgir movimientos dentro de las posiciones de varios jugadores con el correr de sus carreras. Por ejemplo, Pau Gasol debutó en el Barcelona como alero, ya que su falta de peso le impedía jugar como interno. Andrés Nocioni, hizo el camino inverso en Argentina y España. Comenzó como “4”, siendo interno, y luego mutó a la posición de alero, para lo que tuvo que desarrollar un lanzamiento de triple efectivo que no poseía al inicio de su carrera en Independiente de General Pico, La Pampa.

En la NBA, en 2019 se confirmó la revolución total y la anarquía respecto a posiciones determinadas. Nikola Jokic, de los Denver Nuggets, es el pívot del equipo en teoría, pero su función en ataque es ser el base. Kevin Durant, ahora en Los Warriors, ¿De qué juega?. En un mismo partido lo vemos como alero y pívot según el tramo del partido y los compañeros que están en la cancha con él. Son ejemplos de que las posiciones del baloncesto ya son relativas.

Otro ejemplo de Golden State en Draymond Green, que defiende como interno y hace las veces de armador en ataque para los multicampeones.

El smallball como moda en la NBA

El concepto de smallball en básquet, se refiere a un estilo de juego que se caracteriza por la ausencia de un juego interior «real», con un quinteto más bajito de lo habitual.

Smallball Golden State Warriors
Smallball Golden State Warriors

Las características más importantes de este sistema son los siguientes:

  • Verticalidad: El balón va siempre hacia delante. Los jugadores de equipos que jueguen con este estilo deben ser rápidos, ya que han de suplir y superar a jugadores más altos valiéndose de su velocidad y su manejo del balón.
  • Generosidad: Uno de los objetivos de este estilo de juego es estar corriendo cuanto más tiempo mejor, e imponer este ritmo al rival. Equipos que jueguen así sufrirán en ataques estáticos en ambos lados de la cancha: en ataque no consiguen imponer la ventaja de la velocidad y en defensa están vendidos abajo. Eso sí, cuando consiguen imponer este ritmo a equipos más lentos u organizados en ataque, de los que disfrutan y hacen disfrutar atacando en estático, el resultado puede ser devastador. Y los rivales no pueden estar más perdidos.
  • Defensa asfixiante de las líneas exteriores: Aunque este estilo se caracteriza por la gran cantidad de puntos que genera en ambos lados de la cancha, no quiere decir que la defensa se deje totalmente de lado. Las líneas exteriores de estos equipos realizan una presión y generan bastantes pérdidas de balón. El objetivo de esto es bastante claro: impedir que el balón llegue al interior de la zona como sea, donde el pivot del otro equipo puede o debería poder abusar del ‘falso cinco’ que le defiende.
  • Anotación exterior: La inmensa mayoría de los puntos vienen de posiciones del baloncesto exteriores, y la mayoría de los jugadores deben ser capaces de anotar desde más allá de la línea de tres puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *