Planificación Deportiva

Planificación Deportiva: Macrociclo, Mesociclo, Microciclo

Entrenamiento

La planificación deportiva se basa en los llamados macrociclos, mesociclos y microciclos, niveles estructurales con objetivos precisos y metas de desempeño. Constituye una forma de ordenar los conocimientos e ideas con el objetivo de organizar y desarrollar las sesiones de entrenamiento durante una temporada y que éstas reúnan todos los aspectos propios del juego (Tácticos, Físicos y Psicológicos) teniendo en cuenta el calendario de competición.

Por lo tanto, los objetivos de la planificación serán los siguientes:

  • Evitar la improvisación, ya que de la misma nace el fracaso.
  • Conseguir una continua progresión y mantenimiento de la forma de los deportistas.
  • Conseguir el máximo estado de forma en la época de la temporada que más nos interese.
  • Mantener un estado de forma óptimo durante la competición.

La planificación anual se basa en el proceso de organización cíclica, el cual consiste en dividir el año en períodos y etapas con metas y objetivos precisos. Los criterios de acuerdo a los que se realiza dicha división responden a tres niveles estructurales: macrociclos, mesociclos y microciclos. Son “fases” con una duración, objetivos y carga de trabajo distintas que permitan alcanzar el estado de forma pretendido.

Planificación Deportiva: Macrociclos

Una sola temporada se divide en uno, dos o como mucho tres macrociclos. Esto depende del modelo de planificación, de la modalidad deportiva y del sistema de competición. Su duración suele comprender un trimestre, un semestre o una temporada completa. También pueden existir macrociclos que engloben varias temporadas o años, si forman parte de un mismo proceso.

En las demás unidades organizativas (meso y microciclos) cada tipo se corresponde con unas características, en cambio, el macrociclo es la unidad más general. Por lo tanto no diferenciamos distintos tipos de macrociclos, pero sí diferentes partes dentro del mismo. Así, podemos diferenciar dentro del macrociclo, tres partes diferenciadas:

Periodo Preparatorio de la planificación deportiva:

Podemos decir que en el periodo preparatorio, el objetivo de la planificación es adquirir las capacidades físicas necesarias para afrontar la competición, intentamos alcanzar la forma deportiva óptima. Dentro del periodo preparatorio, distinguimos dos sub-periodos.

  • Preparación General: Durante la preparación general se intenta alcanzar el mayor potencial en las capacidades físicas básicas, se caracteriza por un gran volumen de trabajo, mientras que la intensidad es media.
  • Preparación Específica o especial: Aquí el trabajo físico es más orientado hacia la modalidad deportiva, y el rendimiento en las capacidades básicas alcanzado anteriormente se transforma hacia otras capacidades más complejas. Están directamente relacionadas con el rendimiento en la competición específica. Se caracteriza por un menor volumen de trabajo y un aumento de la intensidad.

Planificación Deportiva: Periodo Competitivo:

Durante el periodo competitivo tratamos que el deportista alcance y mantenga su nivel máximo de rendimiento ya que durante este periodo se suceden las competiciones.

Es un periodo muy exigente, que depende en gran medida de la organización de las competiciones principales. Las cargas se orientan concretamente hacia las competiciones.

Periodo de Transición:

Es el “puente” entre el final de una temporada y el inicio de la siguiente. Suele durar entre 3 y 5 semanas (periodo muy corto) y el trabajo de preparación se reduce gradualmente, pero nunca desaparece. Es para evitar la menor pérdida posible de las capacidades físicas del deportista. Se busca un descanso activo que no desemboque en un sobre entrenamiento.

Planificación Deportiva: Mesociclos

Los mesociclos son periodos más cortos (pueden ser de un par de meses, un mes o un par de semanas) y con ellos organizamos de forma un poco más concreta el trabajo planteado dentro de los objetivos de los macrociclos.

Existen varios tipos de mesociclos, cada uno con sus características propias. Estos tipos son:

Mesociclo de base:

Son los mesociclos que se usan habitualmente en el comienzo de cada periodo. Están orientados a la creación de una base física sobre la cual trabajar de forma posterior. Se caracteriza por un gran volumen de trabajo, menor intensidad.

Mesociclo de desarrollo: 

Se busca en el deportista un aumento de las capacidades y el nivel de rendimiento físico. Se identifica también como el mesociclo anterior por un gran volumen de trabajo, menor intensidad.

Mesociclo de estabilización o pre competición:

Se produce la transformación de los niveles de rendimiento alcanzados en las capacidades básicas en los anteriores mesociclos, hacia las capacidades específicas propias de la competición de la modalidad deportiva. Menor volumen de trabajo, mayor intensidad.

Mesociclo de competición:

Incluyen las principales competiciones y el trabajo a realizar entre las mismas.

Planificación Deportiva: Microciclos

Los microciclos son las unidades de planificación más pequeñas. Están compuestos por varias sesiones de entrenamiento (el entrenamiento en sí) y suele ser desde 2 sesiones hasta 2 semanas. Siempre orientadas hacia el mismo objetivo dentro del microciclo.

Es el nivel de concreción máximo dentro de la planificación deportiva respecto a la orientación de las cargas. Diferenciamos las siguientes clases de microciclos:

Microciclo de ajuste:

Este tipo de microciclo se utiliza a modo de preparación de cara a entrenamientos de mayor intensidad en posteriores etapas. Tienen poco nivel de carga y suelen usarse de forma introductoria.

De carga:

Se busca durante esta organización un desarrollo de las capacidades de rendimiento mediante cargas medias de entrenamiento.

Choque o impacto:

Intentamos alcanzar los procesos de adaptación del organismo, puede sucederse de dos formas; mediante un gran volumen de carga en periodos preparatorios o mediante una gran intensidad de carga en el periodo competitivo.

Microciclo de aproximación:

En este microciclo se utilizan cargas muy similares a las existentes dentro de la competición específica. Es trabajo especializado de cara a la misma.

Competición: 

Incluyen las competiciones. Es muy importante saber racionalizar los descansos dentro de estos microciclos para poder afrontar las competiciones en las condiciones óptimas.

Recuperación o descarga:

Tiene un bajo nivel de carga de entrenamiento y se suelen utilizar después de microciclos agresivos. Por ejemplo los de choque o competición. El descanso aumenta para evitar el sobre entrenamiento, pero sigue existiendo trabajo para tener un desarrollo óptimo. También depende de la fase en la que nos encontremos.

7 comentarios sobre «Planificación Deportiva: Macrociclo, Mesociclo, Microciclo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *